El RITE y el mantenimiento de la calefacción

servicio tecnico bosh en madrid
¿Cuál es el mejor horno para mi cocina? ¿Pirolítico o catalítico?
24 agosto, 2016
Servicio Técnico
¿En qué se diferencian una caldera, un calentador y un termo?
12 septiembre, 2016
Show all
Servicio Técnico Madrid

El otoño está a la vuelta de la esquina, la época perfecta para revisar y poner a punto las calderas y sistemas de calefacción. Como servicio técnico de Junkers en Madrid te recordamos que, en todo lo relativo a las instalaciones de calefacción, hay una normativa de obligado cumplimiento: el RITE. Se trata del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Entre otras cosas, obliga a acometer revisiones periódicas de radiadores, calderas y calentadores de agua caliente sanitaria bajo pena de sanción administrativa, en el caso de la Comunidad de Madrid de la Dirección General de Industria. Por supuesto, esta tarea ha de quedar en manos de una empresa mantenedora autorizada como la nuestra.

La frecuencia de las revisiones normalmente es de dos años. De todas formas, dependerá del tipo, la potencia y el uso de los equipos. En el caso de las viviendas en las que haya una caldera mixta para calefacción y agua caliente sanitaria el mantenimiento será bianual. Por su parte, las instalaciones de gas canalizado han de ser inspeccionadas por la compañía distribuidora cada cinco años. Se atiende, además de al funcionamiento y a la estanqueidad, a otros aspectos como el estado de las gomas y las tuberías. Si se detecta una anomalía imposible de corregir en el momento, el RITE establece que se tiene que proceder a la interrupción del suministro precintando la instalación hasta que se subsane la avería.

Además de la revisión que comentamos, este reglamento obliga a acometer un mantenimiento periódico de las instalaciones de calefacción para asegurar que funcionen de forma eficiente. En Servicio Técnico  te recordamos que el mantenimiento preventivo es básico y que ha de incluir tareas rutinarias como pueden ser la limpieza de la caldera, la sustitución de filtros o el ajuste de los parámetros de combustión.

En el caso de las viviendas alquiladas, el coste de la revisión de la caldera de General Electric o de cualquier otra marca, lo asumirá el propietario o el inquilino en función de lo que se haya estipulado en el contrato.

Además de para asegurar que se den las máximas condiciones de seguridad, estas revisiones son fundamentales para tener la certeza de que estamos logrando determinado grado de ahorro energético y por lo tanto haciendo un uso sostenible de nuestros sistemas de climatización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *