Pequeños trucos que evitarán averías en tu frigorífico

calderas roca - servicio tecnico
Clasificación general de las calderas
23 mayo, 2016
Tecnisat - Servicio técnico electrodomésticos - Madrid
¿Utilizas correctamente tu aire acondicionado?
16 junio, 2016
Show all
evitar averías frigorífico

Si eres un incondicional de la marca de electrodomésticos Bosh, te interesará tener nuestro número de teléfono a mano para poder contactar con el mejor servicio técnico de Bosh en Majadahonda así como en el resto de localidades de la Comunidad de Madrid. Estamos especializados en la reparación de los electrodomésticos de esta histórica marca, garantizando siempre la solución más rápida y económica.

Dentro de la amplia gama de electrodomésticos que posee esta y el resto de marcas que hay actualmente en el mercado, la reparación de frigoríficos constituye uno de nuestros puntos fuertes, siendo capaces de solventar cualquier anomalía que afecte a su correcto funcionamiento. Y si de algo nos hemos dado cuenta a lo largo de nuestra amplia experiencia realizando el servicio técnico Bosh en Majadahonda es que, en muchas ocasiones, las averías que sufren los frigoríficos se podrían haber evitado con sólo poner en práctica una serie de sencillos gestos que ayudan a prolongar su vida útil. Por este motivo, hoy nos gustaría aprovechar este espacio para compartir contigo unos trucos tan sencillos como efectivos para que tu nevera se conserve en perfectas condiciones.

Dale un descanso a tu frigorífico

Aunque hoy en día la mayor parte de los frigoríficos cuentan con la función NO FROST que evita la formación de placas de hielo en el interior, no está de más que una vez al año desenchufes tu nevera durante un mínimo de 24 horas. No olvides que el frigorífico es el único electrodoméstico de tu hogar que está funcionando todos los días del año sin ningún tipo de descanso, de ahí que dejarla un día sin conectar a la corriente eléctrica puede ser la mejor forma de evitar que su rendimiento se vea afectado en el futuro.

Y si en tu caso tienes un frigorífico de cierta antigüedad, este consejo se convierte en una obligación si quieres evitar que se formen placas de hielo en su interior que alteren su capacidad de enfriamiento, además de hacerle consumir más electricidad.

Ojo a la hora de guardar tus alimentos

La mejor forma de evitar que tu frigorífico tenga problemas de funcionamiento es que tengas cuidado a la hora de guardar los alimentos que conservas en él. Lo más importante es evitar guardar comida recién elaborada que aún esté caliente ya que esto obligará a tu frigorífico a realizar un sobreesfuerzo para poder mantener la temperatura interior establecida.

Y también es importante que no llenes tu nevera hasta el punto de que los productos que se albergan en ella presionen su pared trasera ya que se trata de la placa evaporadora y se pueden producir obstrucciones en el desagüe.

Cambia la temperatura con la estación

Aunque parece lo más lógico del mundo, lo cierto es que son pocas las personas que adecúan la temperatura del frigorífico con la estación del año en la que se encuentran. En la cocina de tu vivienda no hace la misma temperatura en invierno que en verano, de ahí que las “exigencias” de tu nevera para refrigerar correctamente tampoco lo sean. Es importante que revises este aspecto y bajes un poco la temperatura en los meses de invierno y la subas en los más calurosos.

No cargues en exceso las baldas de la puerta

Y ya para finalizar, en Servicio Técnico hemos tenido que reparar muchos frigoríficos que sufrían problemas de apertura y cierre, con su consiguiente problema de refrigeración al perder el hermetismo que necesita para mantener la temperatura idónea. En la mayor parte de ocasiones, este problema tiene su origen en un uso incorrecto de las baldas que hay en la parte interior de la puerta. Si se cargan en exceso, puede hacer que la puerta sufra problema de movimiento o de cierre, e incluso que las gomas que garantizan su hermetismo, cedan y pierdan esa capacidad. Por eso es importante no excederse con el peso en estas baldas si quieres optimizar el rendimiento de tu nevera y evitar averías futuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *